Consejos en Psicoterapia

Consejos Generales

- Cualquier aprendizaje requiere una evolución. Aprender habilidades psicológicas para hacer frente a nuestros malestares requiere, probablemente, aún más tiempo que otras habilidades. No son tangibles, no se puede coger con las manos como se hace con una raqueta o una pelota al aprender a jugar al tenis. Por tanto la evolución de la terapia tendría una forma almenada y escalonada. Pocas veces, o ninguna, el cambio será lineal hacia el bienestar.

- Los cambios en psicoterapia se producen por la interiorización de conceptos teóricos. Normalmente al ponerlos a prueba, al experimentar si son válidos en nuestros vida, hayamos respuestas, llegamos a conclusiones. Es decir, a menudo será el realizar las conductas propuestas por el terapeuta lo que favorecerá que la teoría nos sea válida en la práctica y seamos capaces de vencer al malestar.

- Dependiendo del momento de la terapia es necesario soportar más o menos malestar, pero siempre dentro de unos límites. No tener síntomas puede enlentecer el cambio por falta de motivación, y estar demasiado bloqueado puede paralizar un avance por exceso de malestar.

- A veces es necesario, para alcanzar el éxito en la terapia, combinar el trabajo psicológico y los  tratamientos farmacológicos. Siempre con el fin de conseguir no depender ni del apoyo del fármaco ni del terapeuta.

- Prevención de recaídas: El objetivo de cualquier proceso de psicoterapia es conseguir una mejoría estable y duradera. En cualquier caso dependiendo de las circunstancias de cada persona, se pueden producir recaídas tiempo después de haber acabado el tratamiento. Si es así, es importante hacer un repaso a las técnicas e ideas relevantes tratadas en consulta (anotaciones o cd entregado al final del proceso). Si no fuese suficiente, es recomendable tener algunas sesiones para afianzar lo que se consiguió y retomar el control del malestar.

Consejos Específicos

 

- Fobias: El tratamiento de algunas fobias: miedo a hablar en público, animales, alturas... está basado en la aproximación sucesiva y jeraquizada a estímulos relacionados con el temor. Si estás en emitad de este procedimiento, no tengas prisa en afrontar situaciones que aún no hayas afrontado con tu terapia, todo llegará. Adelantarte puede llevarte a concluiones falsas relacionadas con la incapacidad para conseguirlo. Confía en tu psicólogo.

 

- Terapia de Pareja: a menudo el proceso pasa por momentos donde parece que no hay soluciones. No siempre, que sea así es indicador de la realidad. Normalmente construir un entorno para volver a luchar por la pareja requiere duras negociaciones y entendimiento de las necesidades de cada uno.