Anfetaminas. Metanfetaminas.

Dependencia física o psicológica de cualquier sustancia, hábito o actividad que se vuelve recurrente y compulsiva, e interfiere con la vida normal de una persona.

Infórmate sin compromiso

La anfetamina es un producto de la industria farmacéutica. Fueron sintetizadas por primera vez entre la última década del siglo XIX y la primera del siglo XX. Durante la Segunda Guerra Mundial fue utilizada indiscriminadamente por todos los bandos. Se suministraron expresamente por sus estados mayores con el fin de aumentar su rendimiento, mejorar la moral en situaciones de estrés, fomentar  el carácter euforizante y la agresividad. A partir de 1960, las anfetaminas estuvieron directamente ligadas a distintos movimientos juveniles. Con ello, el número de individuos dependientes aumentó, apareciendo, al mismo tiempo, múltiples casos de cuadros psicóticos orgánicos, principalmente cuando los consumidores efectuaron, con la aparición de la metanfetamina, el paso de vía oral a la inyectable. También se asoció el uso de anfetaminas al de opiáceos y alucinógenos, con la gran peligrosidad potencial que tanto a nivel orgánico como psíquico representaban para el consumidor.

En la naturaleza existe también un arbusto llamado Khat que contiene una sustancia llamada cathiona que difiere en sólo un átomo de la anfetamina. Las poblaciones nativas de Etiopía y Somalia han masticado hojas de khat desde tiempos inmemoriales, igual que los peruanos de los andes masticaron hojas de coca.

Las anfetaminas se parecen mucho a la dopamina y a la norepinefrina, dos de los principales neurotransmisores contenidos en las vías cerebrales que regulan la conducta emocional. Sus efectos provocan alerta, estimulación y euforia, producidos por la intensificación de la actividad noradrenalínica en el córtex cerebral.

El consumo de este excitante está ampliamente extendido. Al incidir en el sistema ortosimpático causan hipertensión, taquicardia, hiperglucemia, midriasis, vasodilatación periférica, hiperpnea, hiporexia, etc.

Pueden producir efectos placenteros, hiperactividad y sensación desbordante de energía y euforia, así como alteraciones en el comportamiento y las emociones como irritabilidad, ira, comportamiento agresivo y trastornos amnésicos.

EFECTOS DEL CONSUMO DE ANFETAMINAS EN UN CONSUMIDOR HABITUAL

  • Ideas delirantes principalmente de contenido paranoide
  • Psicosis delirantes similares a la esquizofrenia paranoica (Trastorno psicótico inducido por sustancias)
  • Crisis de angustia
  • Deterioro de la capacidad de juicio y razonamiento
  • Disforia o crash (el crash imita totalmente a una depresión unipolar con melancolía, excepto por su comparativamente breve duración)
  • Ansiedad
  • Imsomnio o hipersomnia
  • Cefalea
  • Temblores
  • Vértigo
  • Pérdida de memoria
  • Estado de ánimo disfórico
  • Ira repentina e inmotivada
  • Alucinaciones
  • Trastornos de conducta
  • Comportamiento agresivo y violento
  • Descontrol en los instintos inhibitorios
  • Pluritoxicomanía cuando son consumidas con barbitúricos
  • Disfunción eréctil
  • Fatiga
  • Agitación psicomotriz
  • Caries
  • Cuadro de delirium que aparece en las 24 horas siguientes al uso: alucinaciones táctiles y olfativas, labilidad afectiva, agresividad importante.