MOBBING (ACOSO LABORAL)

Estrés, tenemos que hablar. Lo nuestro no puede seguir así. Yo ya no puedo más.

Infórmate sin compromiso

El acoso laboral o “mobbing”, define una situación de hostigamiento sistemática, que sufre un trabajador sobre el que se ejercen conductas de violencia psicológica de forma prolongada (más de 6 meses) en el trabajo, y que le conducen al extrañamiento social en el marco laboral, le causan enfermedades psicosomáticas, trastornos de ansiedad y depresivos, y, en ocasiones, provocan que abandone el empleo al no poder soportar el estrés al que se encuentra sometido.

El acoso laboral está basado en comportamientos caracterizados por violencia psicológica. Esta violencia psicológica se manifiesta a lo largo del tiempo en forma de desprecios, cambios en las tareas y condiciones de trabajo sin previa explicación o motivo, marginación, presión, rechazo, invención de rumores, inducción para cometer errores, aislamiento social, críticas hacia el trabajo, humillaciones, privación de información importante para desempeñar el trabajo, ninguneo, descalificaciones, distorsión de la información, negligencia hacia el trabajador, burlas, comparaciones destructivas, etc.

El mantenimiento de estas condiciones da lugar a que se genere una clínica característica en este tipo de víctimas a medida que se van sucediendo las fases del proceso de acoso laboral.

En general, los trastornos que desarrollan estos trabajadores victimizados suelen ser comúnmente el trastorno de estrés postraumático, los trastornos depresivos y trastornos de ansiedad entre otros. A su vez, suele ser una población con un aumento considerable de sintomatología psicosomática y enfermedades físicas, producto del desgaste fisiológico que genera el estrés diario al que el trabajador está sometido. Este cuadro que se presenta, en la mayoría de los casos, no hace sino mantener o aumentar el hostigamiento, con la finalidad de que el trabajador, sin recursos ni apoyos generalmente, acabe abandonando la empresa.

El acoso laboral puede ejercerse de las siguientes formas:

Vertical descendente, o bossing:

En este caso el jefe o mando acosa al subordinado.

Horizontal:

Los compañeros de trabajo acosan a otro compañero.

Vertical ascendente:

Uno o varios subordinados acosan al superior jerárquico.

El acoso laboral hay que diferenciarlo de otro tipo de situaciones y/o comportamientos que no son mobbing:

No es acoso laboral:

Tener un mal día en la oficina
Tener un jefe o compañero un poco “quisquilloso”
Tener una “bronca” puntual con algún compañero o jefe
Tener una temporada de mucho trabajo
Estar estresado
Trabajar en un ambiente enrarecido o conflictivo
Tener un conflicto o una discusión puntual

Tampoco es acoso laboral:

Un modelo autoritario o despótico de personal. En este caso las agresiones verbales y comportamientos abusivos se dirigen a todos los trabajadores de la empresa indiscriminadamente.

Hay que distinguirlo de:

 Estrés por adaptación y ajuste a presiones internas y externas
 Burnout (síndrome de ‘estar quemado’)
 Conflicto de trabajo

Si deseas personalmente conocer más sobre el acoso laboral o mobbing y cómo hacerlo frente, consúltanos, te ayudaremos.

Para aquellas organizaciones y empresas comprometidas socialmente y que promueven el valor de la salud y el bienestar psicológico dentro de sus políticas de gestión empresarial, disponemos de charlas y formación específica sobre mobbing, tanto para empleados como para mandos y jefaturas.