TRASTORNOS DE ANSIEDAD

Los trastornos de ansiedad en la infancia son unos de los problemas más frecuentes en niñ@s que se abordan dentro de la consulta psicológica.

Infórmate sin compromiso

Los problemas de ansiedad en la infancia son un motivo muy común en la consulta de psicología, siendo unos de los trastornos más frecuentes en niños. Situaciones como el cambio de colegio, el paso al instituto, el nacimiento de un hermano, la separación de los padres, la pérdida de un familiar o los problemas con los compañeros, pueden causar la aparición de la ansiedad.

El trastorno de ansiedad generalizada suele tener mayor incidencia en los menores, aunque el trastorno de ansiedad por separación suele ser muy común y específico en niños de diversas edades.

QUÉ ES

La ansiedad es una emoción natural que sentimos todas las personas. Es una emoción negativa y desagradable ocasionada ante situaciones que percibimos como una amenaza. Pueden ser situaciones reales que nos están ocurriendo o pueden ser situaciones que imaginamos que nos pueden suceder (anticipamos las consecuencias negativas). Ante esta amenaza, real o percibida, nos ponemos en alerta y cambia nuestra manera de pensar (nivel cognitivo-subjetivo), aparecen cambios corporales como la tensión muscular, la sudoración, la falta de apetito, etc. (nivel fisiológico), y cambia nuestro comportamiento habitual (nivel conductual-observable), nos volvemos menos pacientes, más irritables, menos sociables, etc.

SÍNTOMAS

Los síntomas de ansiedad se pueden dar en cualquier situación normal sin ser necesariamente patológicos, puesto que, en el fondo, la ansiedad es una emoción adaptativa. No obstante, el aumento de la intensidad, la duración en el tiempo de los síntomas, el malestar y la afectación a las actividades de nuestra vida diaria, son los criterios que señalan que los menores pueden encontrarse ante un trastorno de ansiedad.

1/ Síntomas Cognitivos

  • Malestar
  • Preocupación
  • Hipervigilancia
  • Temor
  • Inseguridad
  • Irascibilidad
  • Dificultades en la concentración y la atención
  • Lentitud de pensamiento
  • Etc.

2/ Síntomas Fisiológicos

  • Quejas somáticas
  • Tensión muscular
  • Sudoración
  • Alteración del apetito
  • Dolores de cabeza
  • Dolor abdominal
  • Temblores
  • Náuseas
  • Sensación de ahogo o falta de aliento
  • Opresión en el pecho
  • Escalofríos
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Etc.

3/ Síntomas Emocionales

  • Irritabilidad
  • Miedos
  • Bajo estado de ánimo
  • Tristeza

4/ Síntomas Motores o Comportamentales

  • Inquietud
  • Llanto
  • Imposibilidad de permanecer quieto
  • Rabietas
  • Evitación de situaciones
  • Hiperactividad
  • Verborrea
  • Pérdida de interés por los juegos habituales
  • Etc.

TIPOS

Las diferentes características y circunstancias individuales dan lugar a las distintas formas clínicas de la ansiedad en la infancia y adolescencia.

Los trastornos de ansiedad más comunes son:

Más allá de estos trastornos, los niños que experimentan ansiedad pueden ser más propensos a desarrollar un cuadro depresivo, puesto que depresión y ansiedad van muchas veces de la mano.

Como resultado, no es inusual que el menor con ansiedad también experimente:

  • Inseguridad y pérdida de la confianza en sí mismo.
  • Sentimientos de inferioridad.
  • Dificultades en las relaciones sociales.
  • Problemas escolares.

TRATAMIENTO

El tratamiento psicológico de elección suele ser la terapia cognitivo-conductual y normalmente va dirigido tanto al niñ@ como a sus padres, así como, suele extenderse al entorno escolar donde acude el menor.

  • La intervención con el menor estaría centrada en la disminución de la respuesta fisiológica de la ansiedad, la mejora de la respuesta cognitivo afectiva y la modificación de conducta.
  • La intervención con los padres y con el centro escolar, se centraría en el entrenamiento y refuerzo de habilidades de cuidado que posibiliten la disminución del problema de ansiedad, mediante pautas y medidas que fortalezcan la generalización de las respuestas adaptativas del menor frente a la ansiedad.