EYACULACIÓN RETARDADA

¿Disfrutas de tu sexualidad?, ¿y de tus relaciones sexuales?

Infórmate sin compromiso

En casi todas las ocasiones y contextos en los que el hombre mantiene relaciones sexuales aparece un retraso marcado de la eyaculación o incluso su ausencia, llegando a no eyacular.

En esta disfunción, a pesar de la erección completa, la estimulación sexual adecuada y del deseo de eyacular, el hombre presenta una gran dificultad para ello, o incluso es incapaz de conseguirlo.

El tiempo de retraso o retardo que no es aceptable dependerá de cada persona y de su pareja sexual, así como de otros factores.

Estas dificultades suelen aparecer cuando se mantienen relaciones sexuales con una pareja y suelen ser comunes las quejas de agotamiento, cansancio físico o molestias genitales debido a los intentos prolongados por alcanzar el orgasmo.

Los hombres con eyaculación retardada a menudo consiguen llegar al orgasmo y eyacular a través de la masturbación.

Causas más frecuentes:

  • Educación marcadamente restrictiva, prohibitiva y sancionadora sexualmente y de frecuente origen religioso
  • Problemas sexuales de la pareja
  • Escasa comunicación en la relación de pareja
  • Antecedentes de abuso sexual o emocional
  • Pobre imagen corporal
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Estrés
  • Excesivo control de la respuesta eyaculatoria
  • Discrepancias con la pareja respecto al deseo de mantener actividad sexual
  • Fármacos: antidepresivos, ansiolíticos, medicamentos para la presión arterial.
  • Daño neurológico: accidentes cerebrovasculares, lesiones medulares o neuropatías diversas
  • Cirugía de próstata