Trastorno de despersonalización / desrealización

La disociación implica una desconexión entre la mente de la persona y la realidad del momento presente.

Infórmate sin compromiso

Las personas con este trastorno pueden sentirse desconectadas de algunos aspectos de sí mismos, como si se estuvieran viendo a sí mismos en una película o como si estuvieran viendo una persona diferente. Pueden tener pensamientos, sensaciones, comportamientos y un lenguaje que no pueden controlar y que parece que no les pertenecen. Las actitudes, opiniones y preferencias (por ejemplo, en cuanto a comida, ropa o intereses) pueden cambiar repentinamente para volver a cambiar a continuación. A menudo relatan problemas de concentración, memoria y percepción.

La persona puede pensar que siente su cuerpo diferente, como si no la perteneciera (como el de una persona del sexo opuesto o el de un niño). Puede referirse a sí misma como si fueran varios (nosotros), o en tercera persona (ella, él, ellos), a veces sin saber por qué lo hace.

Habitualmente la alteración ocurre después de haber experimentado una suceso traumático que ha puesto la vida en peligro, como un accidente, un asalto, una lesión o una enfermedad grave.

Aunque estos síntomas son subjetivos, muchos de ellos pueden ser observados por los demás.