Trastorno de la personalidad narcisista

Toleran muy mal la crítica, necesitan ser admirados, son arrogantes y prepotentes, y carecen de empatía.

Infórmate sin compromiso

Sentimiento de importancia y grandeza, fantasías de éxito, necesidad exhibicionista de atención y admiración, y explotación interpersonal carente de empatía.

Estas personas destacan por su tendencia a la grandiosidad, a la autoimportancia y a la hipersensibilidad a la valoración de los demás. Carecen de empatía, no muestran capacidad para la generosidad y el intercambio con los que les rodean y tienden a la explotación interpersonal.

Se consideran individuos merecedores de un trato privilegiado y se embarcan en fantasías de éxito, de belleza y de prestigio, tienen una necesidad exhibicionista de atención y de admiración, y son envidiosos y descalificadores con las personas que han conseguido buena reputación social. Suelen creer que los demás les envidian.

No aceptan las reglas de la realidad, ni los propios defectos o limitaciones, y suelen acabar tiranizando a los familiares, a los que consideran responsables de sus frustraciones y de sus fracasos. Tienden a autocontemplarse, cuidar de su aspecto y adquirir todos los signos que creen que reflejan un alto status social. Son pues, presumidos, fatuos, egoístas y poco dados a inspirar afecto o aprobación.

Suelen ser personas muy sensibles que no toleran el malestar o el afecto negativo y que experimentan sentimientos muy intensos en respuesta a las críticas de los demás, volviéndose desagradables y defensivos.