TRASTORNO MIXTO ANSIOSO-DEPRESIVO

¿Estás realmente bien o sólo estás acostumbrado a decirlo?

Infórmate sin compromiso

Según su definición, en el trastorno mixto ansioso-depresivo están presentes síntomas de ansiedad y depresión, pero ninguno de ellos predomina claramente ni tiene la intensidad suficiente como para justificar un diagnóstico por separado.

Se manifiesta mediante una mezcla de síntomas de ansiedad y depresión de baja intensidad, junto con sintomatología ansiosa a nivel fisiológico como temblores, palpitaciones, boca seca o sensación de malestar gástrico que se pueden presentar de forma intermitente y sin seguir un patrón.

Este tipo de trastorno suele diagnosticarse con frecuencia en atención primaria, pero la mayoría de los afectados rara vez realizan tratamiento psicológico para mejorar su condición.

En muchas ocasiones, cuando se realiza una evaluación psicológica sanitaria más rigurosa, el trastorno mixto ansioso-depresivo suele ser en realidad un trastorno depresivo con características ansiosas secundarias, o bien, un trastorno de ansiedad con características depresivas secundarias.

En otras ocasiones, el diagnóstico no tiene base real y los síntomas elicitados por el paciente en atención primaria no se corresponden con estados patológicos, sino que son alteraciones normales  por cambios psicosociales.