Trastorno de la personalidad por dependencia

Carecen de confianza en sí mismos y necesitan ser atendidos de una forma excesiva por su gran miedo al abandono, viéndose a sí mismos como inadecuados.

Infórmate sin compromiso

Estilo de apego inseguro, sumisión, dependencia, miedo a la separación y falta de autoestima.

Una de las razonas para que se desarrolle este trastorno de la personalidad es un estilo de apego desorganizado en la infancia. Este tipo de apego contiene en su expresión características tanto de los apegos evitativos, como ansioso-ambivalentes e incluso seguros, pero sin un orden coherente. La persona que ejerce como figura de apego muestra carencias relacionadas con el cuidado y/o con la relación: conductas o verbalizaciones contradictorias y cambiantes, emociones confusas y ambivalentes, amenazas, comportamientos atemorizantes o inseguridad.

El apego inseguro no sólo aparece en el caso de padre e hijos, sino que también puede darse en parejas.

Con mucha frecuencia el trastorno de personalidad por dependencia se asocia con otros trastornos como la depresión mayor, el trastorno bipolar, trastornos de ansiedad y de la conducta alimentaria.

Las personas con trastorno dependiente de la personalidad tienen miedo a la soledad, son muy sensibles a la desaprobación y se consideran incapaces de vivir por cuenta propia. Se adhieren de un modo dependiente y sumiso a otras personas, buscando consejo o protección y pueden llegar a extremos increíbles de subordinación y obediencia. Estas personas tienen una autoestima extremadamente baja, son muy indecisos y evitan discrepar o tener situaciones de tensión interpersonal. Pueden llegar a cambiar de opinión, sacrificarse por los demás o aceptar que se equivocan para no perder la estima y aprobación ajenas.